Horreo de Carnota


Galicia es un país con muchos hórreos. Los hay en el interior, en la costa y con muchos estilos arquitectónicos.
Este es el de Carnota, declarado Monumento Nacional y considerado el más grande de Galicia junto con el de Lira y al de Araño, con sus 34,76 m. de largo. Fue construido en 1768 y ampliado en 1783.

As Pontes, chimenea de la central térmica.

Esta es la chimenea de la central térmica de Endesa ubicada en As Pontes. Es la construcción más alta de España con 356 m. de altura. La central es la de mayor producción de electricidad, y también la que más CO2 envía a la atmósfera. Fue construida entre los años 1972 a 1979.

Igor Mitoraj en A Coruña

Esta es una muestra de las esculturas gigantes realizadas por el artista polaco, nacido en Alemania, Igor Mitoraj y expuestas en la plaza María Pita durante los meses de septiembre y octubre.
Mitoraj recupera el espirito de Grecia, Roma y el Renacimiento creando esculturas gigantes inspiradas en la historia y la mitología que la reinterpretan desde una perspectiva actual a través de dioses y héroes clásicos. Ha sido un privilegio para la ciudad de A Coruña contar con una exposición que antes estuvo en ciudades importantes como París y Nueva York.

Playa de las Catedrales


Playa de las Catedrales, originalmente cargada por Juanteretrata.
El mar, erosionando la roca, ha construido caprichosas formas ojivales, pilares y muros que semejan los de catedrales construidas por el hombre. Las curiosas formas naturales dan nombre a la playa donde se ubican y la hacen una de las más bellas de España.
Se halla a 10 km de Ribadeo y está declarada monumento natural por la Conselleria de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia.

San Andrés de Teixido

Un lugar cargado, en lo espiritual, de magia y sentimiento religioso, y en lo material de impresionante paisaje formado por la montaña que se precipita sobre el mar dado lugar a los acantilados más elevados de Europa después de los fiordos.
Dice la leyenda que "a San Andrés de Teixido vai de morto quen non foi de vivo", porque San Andrés se le quejó al Señor de que la peregrinación a su santuario estaba apagada en comparación con la de Santiago de Compostela, quien le contestó, que estuviera tranquilo, que a su iglesia acudirían todos los mortales que no lo hicieran en vida.